Lipofilling Facial

El lipofilling pretende restaurar el contenido original de estos paquetes grasos, especialmente en la zona de los pómulos. Pero también lo podemos usar para mejorar el contorno de la mandíbula o rellenar el área temporal. Por orto lado el tejido adiposo inyectado mejora la calidad de la piel, posiblemente debido a su contenido en células madres (que en condiciones de falta de oxígeno como la que se produce en el tejido que recibe el tejido adiposo se convierten en capilares, arterias y venas).

La operación de lipofilling se lleva a cabo con anestesia local o anestesia local y sedación en función del volumen que tengamos que extraer e inyectar. Las zonas donantes normalmente son abdomen o cartucheras, por su fácil acceso. La grasa se obtiene con aspiración a baja presión, se centrifuga para separar la parte más sana del tejido, el cual se inyecta en la cara con cánulas atraumáticas. Puede asociarse a procedimientos como la blefaroplastia o el lifting facial.

Tras la infiltración la cara se hinchará y habrá unos hematomas, que s eresuelven entre 7 y 15 dias en función de la persona. Es extremadamente infrecuente que queden irregularidades aunque a veces hay que retocar la zona al cabo de los 4-6 meses si hace falta más volumen o hay que procurar más simetría.

El tejido adiposo no se absorbe. Las células injertadas viven en el tejido donde se han implantado y como cualquier otra célula grasa puede aumentar o disminuir su tamaño. Precisamente ya no realizamos sobrecorrección en el primer tratamiento ya que corremos el peligro de crear un exceso de volumen.

La gran ventaja del tejido adiposo es su ubicuidad, de fácil obtención y que no produce ninguna reacción alérgica o de rechazo.

¿DÓNDE NOS PUEDES ENCONTRAR?

Dirección
Calle Recogidas 44, 18002
Telf. Contacto
958261613